Discriminados.org
Blog en defensa de los animales
Los animales son discriminados por no pertenecer a la especie humana, una injusticia equiparable a discriminar por no pertenecer a la raza blanca, por no pertenecer al género masculino, o por no ser heterosexual.

No compres animales en navidad, no son juguetes

17 dic 2017
No compres animales, no son juguetes

Foto: Tras los Muros

Los animales no son juguetes ni mercancías. No compres ni regales animales.

Cada vez es menos habitual, pero sigue ocurriendo que muchas personas adquieren animales en tiendas para regalarlos en navidad. Es una visión distorsionada de los animales que provoca que sean tratados como si fueran objetos o mercancias sin capacidad de sentir.

O incluso muchas veces siendo conscientes de que son capaces de sentir, se decide hacer uso interesado de ellos como esclavos, sometiéndolos al capricho humano por el hecho de pertenecer a un grupo diferente (discriminación en función de la especie).

En esta situación, el animal no tiene valor en sí mismo, es considerado una propiedad humana, y como tal puede ser sometida, controlada, “entrenada”, usada como herramienta de trabajo, e incluso asesinada si deja de ser útil por su edad o por tener discapacidades. La relación de los seres humanos con los animales denominados “de compañía”, o “domésticos”, es una relación de dominación y sometimiento interesado.

Otras personas no compran, adoptan animales abandonados que no pueden valerse por si mismos al haber sido criados en cautividad, y morirían si no se les acoge. Los integran en sus familias y los tratan con respeto y dignidad, tratando de arreglar los problemas que generan otras personas sin escrúpulos.

Perro abandonado y desnutrido

Perro abandonado y desnutrido. Foto: infoanimal.org

Los animales no son un juguete para nuestro capricho. No son un peluche al que abrazar, ni un objeto de diseño al que pasear para presumir de su “raza noble” y cara. Los animales no son un medio para nuestros fines. Al contrario que las plantas, tienen un sistema nervioso y un cerebro que les hace capaces de sentir, de tener sus propios intereses como correr en libertad, relacionarse de forma natural con otros miembros de su especie, permanecer junto a su madre hasta ser un individuo adulto, etc. Los animales no quieren ser dominados, no quieren ser encerrados, no quieren ser separados de sus hijos/as, no quieren desarrollar su vida en función de nuestros horarios y necesidades.

No compres animales

En el caso de animales como ratones, peces, aves, reptiles y tortugas, su confinamiento en minúsculas jaulas o peceras, infinitamente menores que el territorio que recorerían estando en libertad, les causa un enorme sufrimiento y estrés. Una condena a cadena perpetua.

Los animales que compramos en tiendas son separados del calor de sus madres de forma muy prematura, han de soportar altas y bajas temperaturas y mala alimentación. Son exhibidos ante las personas sin tener un lugar en el que ocultarse, expuestos a un ambiente hostil que desconocen. La cría de animales para obtener beneficios económicos de su venta es un oscuro negocio a costa del sufrimiento y la muerte de animales.

Por eso te recordamos algo que en el fondo, dentro de tu corazón, ya conoces: los animales no son juguetes ni objetos.

No compres ni regales animales.

No compres animales, no son juguetes

Si quieres ayudar a los animales y pasártelo bien ¡forma parte de este gran proyecto! Haz click aquí.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos marcados son obligatorios *
*
*

*

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL